Inhaladores

Un inhalador es un dispositivo que se utiliza para administrar un medicamento en forma de partículas de polvo o líquido en el cuerpo a través del sistema respiratorio.

Su indicación es principalmente para tratar enfermedades respiratorias como el asma, bronquitis, enfermedades pulmonares obstructivas crónicas…

Estos dispositivos presentan diferentes ventajas: acceso rápido al sistema respiratorio, se necesita una dosis menor del medicamento y tienen pocos efectos secundarios…

Y como principal inconveniente, necesita un entrenamiento en la técnica de administración por parte de la persona.

También es importante tener en cuenta varias cosas… saber cómo se utilizan los inhaladores, la dosis pautada por el médico, saber que cuidados higiénicos se necesitan tanto del inhalador como de la mucosa oral después de la inhalación, ayudaran a: disponer de más información sobre el tratamiento y tener un buen control de los síntomas respiratorios y de la enfermedad, en definitiva.

 

INFORMACION GENERAL.

  • No suspender el tratamiento sin consultar con su médico.
  • Es importante que siga las recomendaciones de su médico en cuanto a cantidad y número de dosis.
  • La administración excesiva o insuficiente de la medicación puede dar lugar a que el tratamiento sea ineficaz.
  • Si le han prescrito dos aplicaciones de su inhalador, debe esperar 30 segundos como mínimo para administrar la segunda dosis. Si se trata de dos inhaladores diferentes, entonces debe esperar de 5 a 10 minutos entre uno y otro.
  • Si está tomando simultáneamente un corticoesteroide y un broncodilatador, utilice primero el broncodilatador ya que empieza hacer efecto antes.

CUIDADOS Y MANTENIMIENTO DEL INHALADOR.

 

  • Limpiar el inhalador al menos una vez a la semana con agua jabonosa, séquelo bien separando el cartucho de la carcasa externa.
  • Los dispositivos de polvo seco nunca deben de limpiarse con agua, sino con un paño sin pelusa o papel seco porque la humedad puede aglomerar el medicamento.
  • Si utiliza cámara tenga presente que debe ser de uso individual y debe limpiarse al menos una vez a la semana. Para su limpieza, debe desmontarla (si es desmontable) y limpiar cuidadosamente todas sus partes con agua con jabón.

 

PREPARACION   Y CUIDADO POSTERIOR.

 

  • La persona debe estar relajada de pie o sentada y con la espalda recta para facilitar la libre expansión del tórax.

 

  • Tras las inhalaciones realice enjuagues con agua bicarbonatada para evitar irritación de la mucosa oro faríngea y candidiasis.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s